miércoles, 3 de diciembre de 2014

colorterapia 2 dime de que color te vistes

  1. Dime de qué color te vistes…
1.A todos nos ha pasado alguna vez; ropa que nos compramos porque es lo que manda la moda en lugar de lo que nos gusta, y se termina quedando infrautilizada en el fondo del armario. Otras veces nos preparamos la ropa el día anterior y por la mañana no nos apetece ponernos especialmente eso. ¿Por qué?.

2. La respuesta está en nuestro subconsciente, que entiende mejor que nosotros nuestro estado de ánimo y nuestra capacidad para enfrentarnos al mundo exterior cada día; la ropa que nos ponemos, aunque en principio nos parezca algo sin importancia, es ese “primer escudo” con el que nos vamos a enfrentar a lo que nos depare el dia, y su material, color y forma, influyen en nuestro estado de ánimo.

3.Si relacionamos el color con la emoción tendremos claro lo que nos sucede cada día…o lo que sucede en el interior de las personas que nos rodean y que muchas veces ni ellas mismas saben.
Una aclaración que me gustaría hacer previamente es que no nos transmiten lo mismo los colores en la ropa que en una película o una foto, o en las paredes de casa, ya que la longitud de onda que nos llega no es la misma en funcion de la parte del cerebro que la recibe.

4. Por eso también debemos observar qué parte de la ropa llevamos con determinados colores, ya que por ejemplo la ropa interior nos habla más de nuestras facetas más ocultas, nuestra “sombra” y nuestro subconsciente, mientras que los abrigos muestran más lo que somos capaces de compartir de nosotros con el entorno más lejano. Las prendas que usamos de cintura para arriba nos hablan de lo emocional, y las que usamos de cintura para debajo de lo físico.

5.Nuestros círculos más habituales (familia, amigos, compañeros de trabajo) establecen nuestras relaciones en función de la ropa normal que llevamos puesta, “la que se ve”. También los uniformes y sus colores pueden contarnos cosas de la empresa…y según le sienten los colores al empleado de lo que casa o no con él. Ya sabemos que el objetivo de los uniformes es en gran medida evitar envidias (sobre todo en los colegios), pero también debemos ser conscientes de que anulan una gran cantidad de información sobre cómo está viviendo la persona su día a día, obligándole a comportarse en función laboral y no personal, dando más importancia a su faceta y rendimiento laboral que a su desarrollo y demostración personal.

6. Empresas que utilizan el negro “por ser más elegante” cumplen una parte de este color pero por otra buscan anular a la persona en función de un “bien mayor”.

7.Esto mismo podemos decir de gente que emplea más este color que otros: la sotana de los curas por ejemplo venía a significar su renuncia a si mismos a favor de una misión, de su comunidad; pero muchos adolescentes tienen también prioridad por este color como una manera de renunciar a lo que conocen de si mismos para poder formar parte de algo mayor (amigos, sociedad…).

8.En cambio alguien que viste de blanco mayormente trata de ser él mismo contra todo y contra todos, de ser el centro de atención (como las novias en la boda), pero porque se siente limpio, sin defectos…impoluto que es lo que significa este color.

9.olores como el marrón o el beige hablan de una serenidad después de haber conocido las cosas y admitir que son correctas tal y como suceden, sin luchar ni pelear. No es un color recomendable para los niños, ya que estaríamos obligando a reestructurar su forma de ser hacia una conformidad impuesta, y si no se tiene suficiente vitalidad este color provoca que se consuman algunas vitaminas de forma un poco más rápida, ya que los colores también afectan a la síntesis de estas.

10.Los colores derivados del gris implican una cierta necesidad de poner barreras, porque el mundo o el entorno me resulta demasiado rápido o agresivo y no tengo fuerzas, motivos o ganas de afrontarlo. Pero tal y como hemos dicho, si por ejemplo es el color que empleamos en la ropa interior, lo que tratamos de frenar es nuestro subconsciente. A menudo, los tonos que nos “sientan bien” son también los que nos reactivan y requilibran de acuerdo a nuestra personalidad.

11.De todas formas, en la elección diaria siempre nos queda la excusa de lo que combina y lo que no, y de lo que encontramos “disponible” dentro del armario. Teniendo en cuenta que a día de hoy en las tiendas hay de todo, y para todos los gustos, nada nos impide elegir los colores que más nos convezcan en cada ocasión.

1 comentario:

gracias por tu visita y compartir mis publicaciones.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...